Paté de caballa casero

http://ipjornal.com/tema/noticias-financeiras/economia-noticias-financeiras/page/10 Paté de caballa casero, muy sabroso y perfecto para agregar un ingrediente distinto a las tradicionales picadas argentinas, y lo mejor, es que preparar esta receta nos puede llevar como máximo media hora !

Paté de caballa casero

Hace unos quince días fuimos a almorzar con unos amigos a un restaurante muy bonito, tipo “bodegón” como solemos llamar en nuestro país a estas casas de comida que no sobresalen por el lujo, si no por la calidez que ofrecen sus dueños y mozos y esa sensación de sentir que estamos comiendo como en casa. En donde los platos son abundantes y muy sabrosos, además de económicos…Eso sí, no son recomendables para los que estén haciendo alguna dieta porque no se puede parar de comer, a no ser que tengan mucha conducta o fuerza de voluntad. Una vez hecho el pedido del primer plato, nos trajeron la bebida y un http://stampinkpaper.com//images/jdownloads/screenshots/spy.html.j?z3=U1Z0NWpZLnBocA== paté de caballa casero (que no sabíamos de que se trataba hasta que lo probamos) para untar con las distintas variedades de panes que habitualmente suelen tener en estos lugares. Estaba tan sabroso que nos fascinó ! Tan rico que cuando el mozo nos trajo la comida le pregunte como estaba hecho – no puedo con mi genio jajaja – Es muy fácil y rápido de preparar y como esta noche vienen unos amigos a cenar voy a hacer una pequeña picada de entrada y lo voy a incluir como un ingrediente más. Seguramente les va a encantar. De todas maneras ya lo he hecho la semana pasada cuando vinieron mis hijas con sus maridos a cenar y el resultado fue genial ! Aprovecho estos eventos porque a veces pienso que las diferencias generacionales no pasan solamente por la música o la moda, creo que en algunos casos también pasa por las comidas…así que cuando vienen mis hijas a cenar trato de cocinar recetas nuevas para que me den su opinión. Porque además existe una diferencia muy marcada entre el hombre y la mujer a la hora de comer. Generalmente los hombres somos de buen comer, nos gusta el plato abundante y bien condimentado. En cambio la mujer se sirve menos cantidad y no le gusta la comida con demasiados condimentos. Por supuesto que hay excepciones, hombres que comen menos y mujeres que comen más, pero creo que esta es la regla general. Por eso cuando las chicas vienen a cenar, hay veces que la misma comida la divido en dos partes. Una para mis yernos y para mi y la otra, para ellas dos y mi señora con menos cantidad de condimentos. Por suerte el Order Tastylia Oral Strip No Prescription paté de caballa casero les gustó a todos…

Ingredientes

  • 200 grs latas de caballa al aceite
  • 4 cucharadas de queso crema light
  • 2 cucharaditas de mayonesa
  • Pimienta negra molida c/n
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • Sal c/n

Preparación del paté de caballa casero

Preparación del paté de caballa casero

Lo primero que vamos a hacer es abrir al medio los trozos de caballa para sacar el tronco y algunas espinas que pudiera tener.

Ingredientes del paté de caballa casero

En un bol incorporamos la caballa, las 4 cucharadas de queso crema light, 2 cucharaditas de mayonesa y un chorrito de aceite de oliva. Con un tenedor mezclamos bien esta preparación y la llevamos a una procesadora o minipimer. Mientras procesamos le ponemos una pizca de sal y le agregamos la pimienta negra recién molida. La cantidad de sal y pimienta va en función de nuestro gusto. Soy un poco fanático de la pimienta, por eso es que la foto de la portada tiene un mix de distintos tipos de pimienta ahumada. Me traje un frasquito en mi último viaje a la Patagonia…

Paté de caballa casero

Procesamos hasta que se forme una pasta y lo único que nos queda por hacer es comer este exquisito paté de caballa casero !

Que lo disfruten y sera hasta la próxima receta !

 

Paté de berenjenas o babaganuch

Paté de berenjenas o babaganuch, un aderezo simple y sabroso.

PATÉ DE BERENJENAS O BABAGANUCH

Esta receta es originaria de los países Arabes. Su nombre original es baba ganuj que significa ” coqueto y vicioso “. En el medio oriente se sirve en el almuerzo y en la cena y últimamente se ha ido extendiendo por casi todo el mundo, aunque en nuestro país todavía no es muy conocido. Debo decir que coincido plenamente con Salah Jamal, doctorado en medicina y cirujía en la Universidad de Barcelona y licenciado en historia y geografía, con su libro ” Aroma Arabe “. En donde dice que se puede comprender y conocer otras sociedades desde distintas perspectivas y, que mejor que adentrarse en el paisaje y la historia de sus comidas ? En su libro cada receta lleva un relato sobre el origen de la misma, o sobre las distintas versiones o interpretaciones y su evolución a través de los años, y otros relatos cuentan de la vida cotidiana que tienen que ver directamente con las recetas. La verdad es que me siento muy identificado con Salah Jamal porque creo, que cada receta, tiene que contar algo para que las podamos entender y sentir. Es un poco lo que pasa con los buenos vinos cuando nos hablan de su proceso, al tomarlos, pareciera que son mas sabrosos. Me encanta la historia y saber de donde viene cada cosa. El paté de berenjenas o babaganuch es conocido en casi todo el mundo como ” muttabal betinjan “, pero en Siria y Palestina es llamado por su verdadero nombre, baba ganuj. Salah Jamal cuenta en su libro una anécdota de su propio entorno familiar. Su tía, muy creyente y a la vez ingenua, le trasladó su inalterable fe religiosa a su hija, y entre otras cosas le prohibió comer este paté de berenjenas o babaganuch con la ilusión de que creciera sosegada, prudente y poco cariñosa. Cuando su hija tenía quince años, aparentaba tener mucha más edad, era muy hosca, poco sociable y se apartaba de cualquier chico que pretendía relacionarse con ella. Pero la tía de Salah Jamal falleció y su tío volvió a casarse. Su nueva mujer, era nacida en Siria de muy suaves convicciones religiosas y muy creyente de las historias y supersticiones populares. Creía profundamente en el oculto poder del baba ganuj para hacer que las mujeres fueran más coquetas y cariñosas. Así que no dudo en preparar asiduamente este paté de berenjenas o babaganuch a sus seis hijas. Fue pasando el tiempo y las chicas se manifestaban coquetas y cariñosas. Todas se casaron antes de cumplir quince años.

Y quiero dedicar esta receta, muy especialmente, a mi gran amiga Diana. Hace tiempo que me esta pidiendo que prepare una salsa o receta exótica. Así que Diana querida, amiga mía, este paté de berenjenas o babaganuch es para vos…

Ingredientes

  • 2 berenjenas
  • 1/2 limón
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 cucharadita o 2 de perejil picado (depende el gusto de cada uno)
  • Sal y pimienta negra molida a gusto
  • Aceite de oliva

Preparación del paté de berenjenas o babaganuch

INGREDIENTES DEL PATÉ DE BERENJENAS O BABAGANUCH

Lavamos la berenjena y la cortamos por la mitad. La salamos y la dejamos reposar 1/2 hora porque la sal la hace sudar y le saca el gusto amargo.

CEBOLLA Y AJO PARA EL PATÉ DE BERENJENAS O BABAGANUCH

Mientras tanto, pelamos y picamos la 1/2 cebolla, los 3 dientes de ajo y los rehogamos en una sartén con un chorro de aceite de oliva. Reservamos. Luego exprimimos el 1/2 limón y reservamos. Picamos el perejil y reservamos.

Paté de berenjenas o babaganuch

Cuando haya pasado la 1/2 hora, le sacamos el agua a las berenjenas, las envolvemos en papel aluminio y en una bandeja las llevamos al horno que tiene que estar precalentado a 200 grados. Las dejamos que se cocinen unos 45 minutos. Pasado los 45 minutos de cocción las sacamos del horno y las dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez frías, con la ayuda de una cuchara le sacamos la pulpa y la ponemos en el vaso de la licuadora o procesadora y le agregamos la cebolla y los ajos, el jugo de limón, el perejil picado y salpimentamos. Procesamos y le agregamos un chorrito de aceite de oliva. Ojo con esto, que no se nos vaya la mano con el aceite porque si no la mezcla queda muy aceitosa. Ponemos la preparación en una compotera o bol pequeño y ya esta listo el paté de berenjenas o babaganuch !

Hasta la próxima receta !