Salsa blanca o Bechamel

Un clásico de la cocina argentina e internacional : salsa blanca o bechamel.

SALSA BLANCA O BECHAMEL

La historia de la invención de esta salsa es un poco incierta, ya que hay cuatro versiones de la misma.

La versión italiana cuenta que los cocineros de Catalina de Medici, que la acompañaron a Francia cuando fue a contraer matrimonio con el Rey Enrique II de Orleans, fueron los inventores de esta sabrosa salsa, pero no hay ningún dato concreto. Digamos que se basan en que Catalina fue la que comenzó la revolución de la cocina en Francia y en Antonin Carème que fue un gastrónomo, cocinero y arquitecto francés, muy conocido por haber sido el primer europeo estudioso de las salsas de la cocina francesa, y que en 1822 dijo que “…Los cocineros de la segunda mitad del siglo XVII supieron del gusto de la cocina italiana gracias, a Catalina de Medeci que la introdujo en la corte francesa…” aunque nunca nombro la buy provigil prescription salsa blanca o bechamel

La segunda versión se le atribuye al Duque Philippe de Mornay, Gobernador de Saumur y Señor de Plesiss político protestante y, según dicen, le gustaban mucho las salsas, de hecho se le atribuyen otras cuatro : la Mornay, la Chasseur, la Lyonnaise y la Oporto.

La tercera versión dice que el inventor de la cheap accutane for sale salsa blanca o bechamel fue el Marqués Louis de Bechamel, financista de las campañas bacaladeras de Terranova y administrador en la corte de Luis XIV, y que invento esta salsa para acompañar al bacalao seco, pero básicamente tampoco existe alguna prueba sobre este hecho. Ni siquiera se le conoce ninguna inclinación culinaria más que para comer…

Y la cuarta y última versión (que es por la que yo me inclino) asegura, que el creador de la http://westernappliancerepairboise.com/?s=WB17T10006 salsa blanca o bechamel corresponde a Francois Pierre de la Varenne, cocinero del Rey Luis XIV y uno de los fundadores de la alta cocina francesa. Autor del libro Le Cuisinier Francois (El Cocinero Francés), una obra de importancia capital en donde describe la transición de la cocina medieval a la cocina moderna y en donde sí hay una prueba escrita de la receta. Y se dice también que llamo a la salsa bechamel como un halago al Marqués Louis de Bechamel, algo que se acostumbraba a hacer por aquellas épocas.

La verdad de la milanesa, como decimos los argentinos, es que existen unas cuantas versiones pero una sola prueba. Lo único cierto y por lo que podemos estar bien seguros, es el sabor delicioso, suave y seductor de esta salsa. Hoy la voy a presentar sobre unas pechuguitas de pollo, ya que otra de las ventajas de la salsa blanca o bechamel es que se elabora de forma fácil y sencilla y se puede aplicar a distintos platos. Solo debemos usar un poco de ingenio. Y como decía el Gato Dumas, improvise y cambie cosas para que cada receta sea la suya…

Ingredientes

  • 1/4 lt de leche
  • 2 cucharadas de harina
  • 25 grs de manteca
  • Sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

Estas cantidades de ingredientes son en función del plato presentado (4 supremas de pollo)

Preparación de la salsa blanca o bechamel

PREPARACIÓN DE LA SALSA BLANCA O BECHAMEL

En un recipiente pequeño incorporar la harina y mezclar – hasta verificar que no queden grumos – con la mitad de la leche.

COCINANDO LA SALSA BLANCA O BECHAMEL

Verter esta preparación en una sartén e incorporar el resto de la leche hasta que quede bien integrada. Llevar a fuego medio revolviendo con una cuchara de madera permanentemente para evitar que se formen grumos.

ÚLTIMO PASO DE LA COCCION DE LA SALSA BLANCA O BECHAMEL

Cuando llega al punto de hervor, incorporar la manteca sin dejar de revolver y agregar la sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Seguir la cocción hasta que la preparación comience a espesar. El secreto para saber cuando esta a punto es probarla y verificar que no tenga gusto a harina.

Hoy hice unas supremitas de pollo a la sarten y para cambiarle un poco el gusto prepare la salsa blanca o bechamel, Una salsa especial para acompañar infinidad de platos !

Hasta la próxima receta !

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *