Trucha al roquefort

Hoy vamos a preparar un plato exquisito : go site trucha al roquefort.

20160601_220114_27372761136_o 3

No hace mucho les pase la receta de http://sukeyjumpmusic.com/wp-content/plugins/woocommerce/assets/css/photoswipe/default-skin/default-skin.css?ver=3.2.5 trucha a la sartén, y en honor a la verdad tengo muchas ganas de volver a comer trucha. Pero esta vez la vamos a hacer distinta, vamos a preparar una sabrosa y suave salsa roquefort para acompañarla. Por eso les propongo esta receta, sin perder el delicioso gusto del pescado. Una salsa roquefort con queso crema, manteca, cogñac…

Cada vez que tengo ganas de comer trucha no puedo dejar de pensar en el sur argentino con sus bosques, montañas y lagos de agua pura y cristalina. Hace unos tres años fuimos de vacaciones a Villa La Angostura, un lugar soñado, indescriptible. Alquilamos una cabaña sobre una montaña frente al lago Nahuel Huapi, y como suele ocurrir en este tipo de construcciones, en el living nos encontramos con unos enormes ventanales que miraban al lago. Ya habíamos visto fotos por internet cuando contratamos la cabaña, pero una cosa son las fotos y otra muy distinta es estar parado en ese living mirando semejante espectáculo. A veces creo que los argentinos no nos damos cuenta del país que tenemos. Y como las truchas se encuentran generalmente en aguas frías y limpias de ríos y lagos, siempre me viene a la memoria esas vacaciones, que sin dudas, cuando uno tiene la suerte de conocerlo se dice a si mismo : que lindo sería vivir en un lugar como este…El caso es, que la http://oceanadesigns.net/images/granite/vyara-gold/vyara-gold.jpg trucha al roquefort que vamos a preparar hoy, es la llamada Arco Iris y es el salmónido – porque pertenece a la familia del salmón – más numerosa y la que más se ha distribuido en distintas regiones y provincias argentinas. Es originaria de los Estados Unidos y llegaron a la Patagonia Argentina por primera vez desde el Hemisferio Norte y Alemania en abundantes remesas entre 1904 y 1910, posteriormente, entre los años 1950 y 1970 fueron introducidas desde Dinamarca. Actualmente las podemos encontrar en numerosos ríos y lagos de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Salta, Jujuy, San Luis, La Pampa, Catamarca, Mendoza y La Rioja.

Ingredientes para 2 personas

  • 2 truchas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 150 grs de queso roquefort
  • 2 cucharaditas de manteca
  • 2 cucharadas de queso crema
  • 1 cebolla de verdeo
  • 1 chorrito de cogñac o vino blanco (Depende del gusto de cada uno)
  • Sal y pimienta c/n

Preparación de la trucha al roquefort

20160412_203401_26305426542_o TRUCHA AL ROQUEFORT 3

Lo primero que vamos a hacer es preparar la trucha para su cocción. Le vamos a cortar las extremidades y las aletas con un cuchillo bien afilado y con mucho cuidado para no cortarnos le vamos a sacar las espinas. La mayor parte están en en centro pero también debemos revisar los costados porque siempre hay algunas chiquitas en ese sector.

20160412_204856_26305599232_o TRUCHA AL ROQUEFORT 3

Cuando estemos seguros de que no haya quedado ninguna espina cortamos la trucha en dos por el medio y calentamos una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Cuando el aceite este caliente le agregamos la trucha con la piel hacia arriba por 3 minutos para que tome color.

20160601_215204_richtonehdr_27130662570_o 3

Pasados los 3 minutos la damos vuelta, salpimentamos y cocinamos entre 5 y 8 minutos (yo la cocine 6 minutos pero el tiempo de cocción va a depender del gusto de cada uno).

Preparación de la salsa de roquefort

20160601_210918_26798912483_o 2

Lavamos bien la cebollita de verdeo, la picamos y reservamos. Cortamos el queso roquefort en pequeños trozos y también reservamos.

20160601_211857_richtonehdr_26797799084_o 3

En una cacerolita a fuego mínimo, incorporamos las dos cucharaditas de manteca y el queso. Revolvemos con una cuchara de madera hasta que se disuelva el roquefort.

20160601_212149_richtonehdr_26797845964_o 3

Agregamos las dos cucharadas de queso crema, la cebollita de verdeo picada, sal, pimienta negra molida y un chorrito de cogñac o vino blanco.  Dejamos cocinar un par de minutos hasta que se evapore el alcohol y servimos.

Buen apetito !

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *